sábado, 21 de octubre de 2017

Adiós a Julio Juste

"no sólo era un artista único, sino un pensador con una lucidez de relámpago: sin duda, la cabeza más brillante de su generación". Pablo Sycet


Con Paco Tierraseca en el viejo edificio de El Foro, en la inauguración de "Lorca amaba a Dalí", en la que participó.


Con David Paquet. Da gusto tener un recuerdo así de un amigo. Me encanta la foto de Jaime Domínguez


Obra de Julio Juste para nuestra exposición "Lorca amaba a Dalí".


 Cuerda para concierto




La que ya será su exposición póstuma


Instalación de su exposición en el Palacio de los Condes de Gabia.



Julio Juste (1952-2017). 'Fumadores' (Autorretrato con Furia y Pablo en Veneras), 1987. Técnica/mixta sobre cartón. Colección Fundación Olontia.

En mi postigo de esta mañana de viernes otoñal, que dediqué plenamente a glosar la figura de mi querido amigo Julio Juste con motivo de su exposición “Conjeturas del corazón”, que se debería estar inaugurando en Granada justo en el momento en el que yo escribo y publico estas líneas, decía en su segundo párrafo:
“Puesto que conozco a Julio Juste desde hace casi 40 años, y hemos compartido espacio de trabajo en la calle de las Veneras, en Madrid, durante la mitad de ellos, bien podría aventurarme a imaginar cuál es la materia con la que JJ ha ido creando e hilvanando todas estas conjeturas, pero realmente creo que tendría pocas probabilidades de hacer diana con mis especulaciones argumentales o formales, porque desde que nos conocimos en la Granada de finales de los ‘70, donde por entonces JJ ya era un artista y pensador de referencia, siempre ha conseguido sorprenderme con sus propuestas en ese riguroso afán suyo de ir siempre más allá de lo previsible.”
Y aunque JJ era casi tan madrugador como yo, ya nunca podré saber si esta mañana tuvo tiempo de leer esos cuatro párrafos que dediqué a reconocer una vez más su inmenso talento y a recordar nuestras cuatro décadas de amistad y camaradería, los muchos proyectos que sacamos adelante codo con codo, y todo cuanto aprendí a su lado, que fue mucho, antes de que esta vida traicionera se lo haya llevado por delante tan prematuramente, sin permitirle el gozo último de poder desvelarnos está tarde sus “Conjeturas del corazón”, la exposición que iba a suponer su reencuentro con Granada, la que ha sido la ciudad de su vida y de su muerte, pero también de su gloria.
En muchas ocasiones lo comenté , y también lo puse por escrito cada vez que se terció: no sólo era un artista único, sino un pensador con una lucidez de relámpago: sin duda, la cabeza más brillante de su generación, que es la mía. Y yo, que durante tanto tiempo tuve el privilegio de su estima y de su confianza, y que hoy lo he perdido para siempre, no tengo consuelo para mi desamparo.
Descanse en paz Julio Juste Ocaña, para siempre mi compañero del alma, compañero.

[Texto de despedida publicado por Pablo Sycet]

Qué pena enterarme por aquí [facebook] de la muerte de Julio Juste. Uno de esos pocos artistas, especial e inclasificable. Tuve la suerte de conocerle y de participar en algunos de sus proyectos como su magnífico festival de videocreación 'Incineración'. Incluso hice de modelo en uno de sus divinos videorretratos, de 2004, con música de Mal Marché. Sit Tibi Terra Levis


[Recuerdo de David Trullo en Facebook]

No hay comentarios:

Publicar un comentario